larepublica2

Yo prohibí que los ministros hablen con Nadine Heredia

Óscar Valdés habla con la autoridad de haber estado en las entrañas del monstruo. En el primer gabinete asumió el ministerio del Interior y luego sucedió a Salomón Lerner en la Presidencia del Consejo de Ministros. Valdés abandonó el gabinete chamuscado por los conflictos sociales. Ahora abocado a sus actividades privadas, el expremier ayer estuvo en Arequipa y volvió a hablar sobre el terremoto que provocó la salida del premier César Villanueva.

El expremier Juan Jiménez señaló que usted no debió criticar al gobierno del que fue parte. Afirmó que sus aseveraciones tienen un interés político, porque será candidato en 2016.

Que haya sido parte del gobierno no me prohíbe a decir qué está mal en el gobierno, ni me obliga a estar callado cuando hay estas interferencias y ver cómo se atenta contra la institucionalidad.

¿Cada vez son más visibles esas interferencias de parte de la Primera Dama?

Se hicieron más fuertes durante el premierato de Jiménez.

Jiménez fue flexible con Nadine, a quien se le culpa de entrometerse en asuntos de los ministros. Me parece que Jiménez encontró algo funcionando (un aparato), de manera distinta a lo que dice la Constitución. Se dijo públicamente que el gobierno funciona con la primera dama, el presidente y los ministros. No se tomaba en cuenta al premier y ello no debe ser así.

¿Actualmente el premier es solo una figura?

La Constitución señala sus funciones, él debe ser una de las principales figuras del gobierno. Pero gracias a que no se hizo una acción oportuna, se ha debilitado la investidura del primer ministro.

¿Cornejo será solo una figura?

Le deseo éxito. Espero que haya puesto condiciones para estar al frente. Pero si es más de lo mismo, su paso por el gobierno será muy dañino.

¿Nadine Heredia tiene responsabilidad en la ruptura de la institucionalidad?

No está en discusión que Nadine Heredia asesore a su esposo, tampoco que sea presidenta del Partido Nacionalista y pueda participar en las actividades del gobierno, porque es su organización la que gobierna. Lo que se discute es la invasión a las funciones del primer ministro.

¿Nadine Heredia quiere asumir los roles de premier?

No creo que llegue a tanto, pero está asumiendo algunas. Ella no fue elegida ni designada. No es funcionaria pública y no tiene responsabilidad en las decisiones que se pueda tomar.

¿El presidente Humala es culpable de esa intromisión?

Definitivamente.

El premier Cornejo dijo que a Nadine no se le puede impedir que opine…

Si está pensando en seguir como si nada hubiese pasado, habrá problemas. El presidente Humala es el primero que va a perder. El premier y el presidente deben darse cuenta que no se está respetando la institucionalidad. Nadie le quita a Nadine Heredia la posibilidad de que apoye al gobierno, solo se le dice que no se meta con los ministros. Que opine con el presidente, que dé algún consejo al primer ministro, pero no órdenes, como si ella fuera el premier.

Cuando usted fue premier encontró al viceministro del Interior conversando con el presidente y les prohibió que lo hagan.

No acepto los puentes. Le dije qué hace usted acá si el premier soy yo. Si tiene algo de qué hablar, hágalo conmigo y después se determinará una cita con el mandatario.

Ello ocurrió en su gestión, pero todo habría revertido en el periodo de Jiménez y Villanueva.

Definitivamente, durante la gestión de Jiménez se incrementó el trato directo. Cuando fui primer ministro prohibí a los ministros conversar con la Primera Dama. Lo hice porque encontré saliendo a dos ministros de la oficina de Nadine Heredia. Les dije qué hacían allí, si hay algo de qué hablar vayan por mi oficina. A todos los cité y les dije que si volvía a suceder algo similar, renunciaba.

A dos años y medio del gobierno de Humala, ¿qué desenlace espera?

Tenemos que luchar para que el presidente tenga éxito. Una de las razones por las que salí a la prensa no es porque quiera postular. Ni siquiera tengo un partido político…

¿Pero tiene aspiración…?

La aspiración me la dieron algunas personas, que dicen que puedo ayudar al país. Pero la verdad es que hay que ayudar al presidente a crecer y por ello salgo a decir qué está mal para que se corrija. Le tengo consideración al presidente, porque es honrado, trabajador, quiere al país.

Pero tiene un problema, su esposa.

Eso no lo puedo decir. Lo tendrá que decir el presidente. Trato de ser objetivo, Humala no debe ser terco, tiene que escuchar, ser mente abierta, decir esto está mal.

¿Y si persisten las interferencias de la Primera Dama?

Con la salida del premier Villanueva tendrá que corregirse. No ayuda en nada a la situación actual. Imagínese que el presidente baje su aprobación a 10 puntos, ¿qué hará?, ¿ahí recién corregirá? No, lo debe hacer ahora que está con 21.

¿Lo lógico hubiese sido que si salía Villanueva, también el ministro Miguel Castilla?

No, lo lógico hubiera sido impedir la renuncia de Villanueva y que se sacara a Castilla, por esa actitud de desautorizar al Premier. El presidente no lo hizo y quedó desdibujado junto a su ministro de Economía.

¿Humala sacará a Castilla?

Sí lo puede retirar, pero es su decisión. En Economía hay por lo menos 10 personas que fácilmente pueden asumir, el viceministro Carlos Oliva es uno de ellos. No se duda que Castilla sea un buen ministro, pero se ha equivocado.

¿Villanueva se dejó doblegar por Nadine y el ministro Castilla?

No lo sé, creo que el premier Villanueva es una excelente persona, de mucho prestigio. Hubo errores, como no cambiar los ministros cuando juramentó.

Pecó de confiado.

No creo, es que es una persona muy bien intencionada, que dijo lo haré después, pero al final esa falta de decisión le pasó factura.

Por: Carlos Herrera.
Arequipa.

Fuente: Diario La República