rpp2

Óscar Valdés y su cruzada civilista en Perú

La política peruana vive momentos muy poco edificantes con tres expresidentes inmersos en problemas judiciales y un mandatario en ejercicio con una popularidad por los suelos. Ante esta situación algunas voces se han levantado con el objetivo de regenerar el sistema.

Una de esas voces es la de Óscar Valdés Dancuart (Tacna, 1949) quien fuera el segundo primer ministro del gobierno de Ollanta Humala (11-2011/06-2012), después de haber pasado por la cartera del Interior. Su acercamiento al gobierno fue a través de su antigua relación con el presidente, pues fue instructor cuando Ollanta Humala, era alumno en la Escuela Militar (1972-1991).

Después de un año fuera de la política, regresó al frente de un proyecto político, el Movimiento Cívico Peruano agrupación que lanzó en 2013.

Por ahora se trata de un proyecto con raíces locales (Tacna) pero su proyección es de carácter nacional. El objetivo es lograr unos buenos resultados en los comicios locales de octubre para que estos sirvan de base de apoyo para objetivos mayores.

Infolatam pudo hablar con Valdés sobre sus proyectos en el próximo bienio 2014-2016.

P-. Cuando en 2011 usted fue premier dijo que “los peruanos, todos sin excepción, tenemos la obligación que limpiar nuestro país de los corruptos”. ¿Ese es uno de los objetivos que persigue el Movimiento Cívico?

R-. Sí efectivamente, regenerar la vida política nacional. Yo tengo un movimiento cívico con una serie de personas de Tacna. Tratábamos de diseñar perfiles para candidatos para la región del Movimiento Cívico Peruano. Vamos a impulsar la transparencia, la gente honesta. Queremos constituir un partido político algo que no existe actualmente en Perú donde lo que hay don partidos dinásticos. Un partido basado en los principios y en la meritocracia.

P-. Parece encarnar entonces una organización alejada del clásico centralismo limeño

R-. Efectivamente, vengo trabajando hace mucho tiempo en la descentralización y regionalización del país. Lo que se ha hecho hasta ahora en ese tema ha sido muy apresurado pues se han otorgado facultades donde no había capacidades. Hay que regionalizar impulsando mancomunidades y la descentralización debe ir acompañada de capacidades.

P-. ¿Qué espacio político aspira a llenar?

R-. Somos un movimiento de centro que busca respaldos genuinos. No tenemos votos heredados como Keiko y somos una fuerza que es conocida en el interior, más allá de Lima, algo que otros, como Pedro Pablo Kuzcinynski no puede decir. Tras las elecciones regionales el panorama electoral se va a aclarar pues las encuestas reflejan actualmente más lo que ocurrió en 2011 que lo que va asuceder en 2016.

P-. ¿Es viable para usted el modelo económico peruano?

R-. Perú está creciendo muy rápidamente apoyado en proyectos mineros y en la construcción. Se necesitan reformas estructurales que mejoren la productividad y la competitividad del país. Estar plenamente integrados en la Alianza del Pacífico formando un bloque homogéneo y tener protagonismo dentro de ese bloque. En resumen, debe primer una política a largo plazo. Perú requiere una mayor gerencia. Está pidiendo a gritos una gerencia, una gerencia que haga hincapié no en lo coyuntural, sino en el futuro. Los peruanos debemos empezar a hacer las cosas bien.

P-. ¿Qué otros problemas exigen una respuesta rápida?

R-. Sin duda la inseguridad. La inseguridad ciudadana es una realidad que no podemos negar. El problema no es la percepción sino la inseguridad por sí misma. El Estado tiene la obligación de dar la protección. El país no solo lo debe conducir el presidente porque también tiene un liderazgo delegado, y para eso debemos de tener un premier fuerte, con autoridad y ministros que hagan su tarea.

Por Rogelio Núñez
Fuente: Infolatam